La prueba hCG - ¿Estoy o no embarazada? - confirmación externa - Blog mamá también sabe

La prueba hCG - ¿Estoy o no embarazada? - confirmación externa

23:46

Los nervios se apoderan de ti. Algo en tu interior te dice que sí, que eso que sospechas es verdad, pero claro con tanto ruido que se genera a tu alrededor, y con todas las lecciones aprendidas de como desconectar de tus instintos y hacer solo caso a tu razón, tampoco te lo quieres creer.

No sabemos escuchar a nuestro cuerpo, ni a reconocer que es esa sensación en nuestro bajo vientre, y ese sueño repentino, o esa hipersensiblidad emocional, física y "aromática"; nuestro cuerpo sabio como sólo él puede ser, nos lo grita... y no lo escuchamos, o nos negamos a escucharlo hasta que la prueba de farmacia nos lo confirma: con dos rayas, o las más modernas, un "positivo de xxx semanas": estamos embarazadas!. 



Con la "epidemia" que ronda por las redes, y el #babyboomblogueril sumando más de 20 nuevas criaturas en proceso de gestación, me viene a la memoria cómo viví esos dos momentos, de forma tan distinta....

Con ElMayor, lo sospeché desde la misma noche de la fecundación: si... esa misma noche sentí algo muy extraño, y a la mañana siguiente que teníamos que tomar el vuelo de regreso a Roma, sentía que ya no volvía sola... pero luego, ese sentimiento se vio acallado por el trajín del trabajo, de las prisas y de los compromisos sociales y laborales; finalmente un día, reviso el calendario y veo que hay un retraso de unos cuantos días; me niego la posibilidad a pesar de sentirlo, en silencio decido esperar otros más hasta que me animo a acercarme a la farmacia y hacer la prueba: dos rayitas- positivo. Una vez más me niego la posibilidad y busco a mi vecino médico para que me dé una orden rápida para hacerme un test de sangre... dos días después, la reconfirmación. Y esa misma noche, en una cena, le preparé un regalo de "próximo padre" a mi marido.... el 23 de mayo de 2003 con casi 8 semanas.

Con el segundo fue muy distinto; llevábamos varios meses intentando quedar embarazados, con test de ovulación en mano y demás. Un mes antes tuvimos una pérdida, y esta sería la última oportunidad antes de posponerlo para evitar un nacimiento durante el verano. La "ansiedad de la programación" llegó a ser muy alta, al punto de una tarde decidir dejarlo todo al destino: sin prueba de ovulación decidí confiar en mi cuerpo, y sentir esa ovulación yo misma... por fortuna, mi marido también lo entendió y confió en mi instinto, y así esa tarde a mediados de agosto nuestro hijo ElPeque fue concebido. Desde el primer instante supe que estaba embarazada, y esta vez no lo dudé, ni dejé que el ruido me distrajera de escuchar mi cuerpo: con solo dos semanas de gestación me hice la prueba a pesar de saber que podía llegar a ver un falso negativo. Pero no, mi cuerpo confirmó lo que mi instinto sentía: estaba de nuevo embarazada.

Esas primeras semanas, estuve muy quieta, evitando hacer esfuerzos que pudieran provocar otro desprendimiento, poniendo mis manos sobre mi vientre y haciendo muchas visualizaciones, pero eso no me bastaba, yo necesitaba saber que todo iba bien, y una vez más esperé a que un tercero me lo confirmara. Acudimos a urgencias para que me hicieran una ecografía y aunque sabía que no se iba a ver nada, al menos quería tener la certeza de tener la cervix bien cerrada y que el saco estuviera intacto.

Hoy, cuatro años después de ese suceso pienso de nuevo en lo poco que nos enseñan a entender nuestro cuerpo, y a confiar plenamente en nuestro instinto. Yo estaba muy conectada pero no lo suficiente para confiar en mi, para escucharme y validarme a mí misma:

Es una cuestión cultural, que nos imprimen desde la tierna infancia: lo que tu piensas o sientes no es válido sin la "aprobación y verificación" de un experto

Y tú, ¿cómo viviste ese momento?

You Might Also Like

10 comentarios

  1. En mi caso, le he cogido un poco de manía al predictor, porque soy muy ansiosa. En esta tercera ocasión esperé muchos días antes de hacerme la prueba. Pero la verdad es que con mi primera hija es verdad que juraría que sé el mismo día en que me quedé embarazada. Con la segunda, también después de una pérdida, quise correr mucho para tener información, por lo que la "rayita" del predictor era casi imperceptible y me hice una ecografía cuando todavía no se veía casi nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que con la primera estuvieras tan conectada; de nuevo te felicito por tu tercer embarazo... no te niego que también quisiera. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. Nosotros lo buscábamos y aun así no me enteré hasta la séptima semana, aunque entonces sabía que iba a dar positivo no me lo quería creer porque hacía unos meses un retraso me había hecho tener ilusiones que no se confirmaron. Nunca olvidaré la sensación al ver las rayitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, esas dudas e incertidumbres hacen parte del ruido que nos aleja de poder sentir y escuchar nuestros cuerpo; sé perfectamente a lo que te refieres, porque me pasó con el segundo embarazo. Me alegra mucho que tu instinto no se hubiera equivocado y que tus dos rayitas te hayan traído esa gran felicidad a tu vida. Deseo que sigas disfrutando de tu maternidad como lo haces, y que cuando llegue el momento, puedas, si lo deseas, volver a emocionarte con otro positivo. ♥♥♥

      Eliminar
    2. Espero disfrutar al menos otra vez de esa sensación, pero para entonces también espero estar más conectada con mi cuerpo. Una de las ventajas de la maternidad es cómo vivimos una nueva relación con nuestro cuerpo.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    4. Patricia es así, la maternidad nos despierta ese instinto del que por siglos se habló tácitamente... nos vuelve mas conectadas con la madre naturaleza, o al menos a mí así me ha pasado.

      Ya te llegará el momento de volver a disfrutar de esa nueva maternidad, también en esto tu cuerpo te dará el avío.. ya lo verás.

      Eliminar
  3. Yo después de muchos retrasos y falsos síntomas ésta vez fue la que mejor me sentí de todas, parece increible.
    Claro, ahora si tengo náuseas y mareos y aún .o me parece real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oléee o me perdí. Haces parte del #babyboombloguero o entendí mal?
      Las nauseas para mi fueron el síntoma inequívoco junto a un cosquilleo o burbujeo en el bajo vientre.

      Eliminar
  4. Anónimo1/11/13 0:08

    una pregunta que significa esto sensibilidad del reactivo:10mU/mL de hcg estoy embarazada?

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este espacio; tus experiencias y puntos de vista son importantes para mi y mis lectores. ANIMATE A COMENTAR.

Si no tienes cuenta google u openID que te permite dar tu nombre real, hay un formulario que te permite poner tu nombre (no es necesario poner URL si no tienes). Evita el anonimato si quieres debatir.

Los comentarios que insulten, incluyan palabras soeces o sean publicitarios serán retirados. No alimento trolls.

Popular Posts

Sígueme en Facebook

Flickr Images

Suscríbete