¿Cómo lograr un sueño feliz en bebes y niños? #duermeteconmigo - Blog mamá también sabe

¿Cómo lograr un sueño feliz en bebes y niños? #duermeteconmigo

12:56

¿Cómo hago para que mi bebé duerma? Antes de buscar métodos de “entrenamiento” del sueño, tal vez quieras leer las siguientes líneas:

Te cuento que hoy en día mis hijos duermen felices, y lo hemos logrado con el respeto y el acompañamiento.



Tal vez al inicio fue más difícil, pero sabíamos a conciencia que no sería para siempre. Cuando son bebés,  duermen diferente a nosotros los adultos, y entender esto fue el primer paso para no pretender lo que no se puede… ir a contra natura. 


Dejarles dormir a nuestro lado, nos funcionó en los dos casos, sin embargo sus necesidades de sueño han sido diferentes, tal y como son ellos… como el día y la noche… tenemos una alondra que se duerme tan pronto pone la cabeza en la almohada (ElMayor) y un búho que necesita dar vueltas antes de dormirse y necesita que se le acompañe y se le deje un poco más suelto (ElPeque). Pero poco a poco hemos ido logrado encajar estas dos personalidades en unos rituales de sueño saludable que les permitan a los dos el descanso que necesitan.

Lo hemos logrado con prueba y error, con mucho acompañamiento, con paciencia y con unos simples rituales que incluyen cuentos, caricias y relajación… algo de música y mucho amor.  Nuestros preliminares del sueño, hacen parte de nuestros rituales familiares,  ya están establecidos como costumbres propias de nuestra pequeña tribu y nos hacen felices. Rosa Jové dice que las rutinas no son malas, que lo malo es que se fuercen… y estoy de acuerdo, no se trata de imponer sino de descubrir juntos en familia, esas pequeñas cosas que nos facilitan a todos los procesos… siempre desde el respeto, nunca en imposición.

Duermen con nosotros cuando sienten la necesidad del cobijo, cuando desean sentir la seguridad del nido, el calor de mamá y papá.
Nunca les hemos negado un abrazo, ni un consuelo
Y si la noche les perturba, ahí hemos estado nosotros, sus padres para consolarles y reconfortarles

Duermen bien, no siempre, pero ni yo misma tengo siempre buenas noches
Que levante la mano quien nunca en su vida haya pasado una mala noche
Quien nunca en su vida haya sentido miedo, soledad o angustia durante la noche
Ahora, que levante la mano a quien le gusta ser consolado, abrazado y acompañado cuando se siente así…

Ellos están creciendo con certezas y la seguridad de:

Que nunca les dejaremos solos si no lo desean,
Que nunca les dejaremos llorando en sus habitaciones, sin atender sus necesidades
Que entendemos que el proceso de cada uno es diverso del otro
Que nos turnamos papá y mamá  para acompañarlos, en sintonía con la corresponsabilidad y porque disfrutamos de su compañía.
Que nuestra cama será para ellos un lugar donde son bienvenidos, siempre. (ver entrada sobre colecho a demanda)
  
Esta semana, como cada año, la blogoesfera materna se une para llamar la atención sobre métodos de “entrenamiento y adiestramiento del sueño infantil que a pesar de presentarse como “altamente efectivos”, a la larga van demostrando unos efectos muy nocivos en el desarrollo emocional de los niños: Métodos como el de Feber o Estivill.

Yo no puedo apoyar esos métodos simplemente porque van contra mi naturaleza de madre…

Como lo decía ya en otro post hace dos años:

Pero aunque no puedo defender, ni apoyar métodos que no están científicamente corroborados, y que en nada valoran la salud emocional de los más pequeños de casa, tampoco puedo entrar a atacar a quienes, ya sea por convicción o simplemente por desespero y desinformación, los han aplicado.  
Esas madres y esos padres, lo han hecho pensando en que es lo mejor para sus hijos, ya que la forma de presentación del método mismo, no deja espacio para que se generen mayores dudas… es simple: se aplica y funciona, y ya! Pero claro, para nada les dice que puede tener efectos muy negativos en el desarrollo emocional; que el método es “conductista” y que se trata de un “adiestramiento”; que los niños terminan “vencidos” ante el desconsuelo, y que en un futuro otras serán las secuelas.  
Yo te invito a explorar otras formas de hacer las cosas, conectando con tu corazón de madre y con la mira en que todo en la vida son etapas... sé que puede llegar a ser agotador, que luego de varias noches sin dormir más de dos horas de corrido puedes llegar a sentirte abrumada y agotada, pero te lo dice una madre que ya ha superado eso: pasa, tarde o temprano encontraras ese punto de equilibrio...



Enlaces Recomendados: 



You Might Also Like

6 comentarios

  1. Magistral, como siempre. Haces sencillo lo difícil.
    Sigo creyendo que es injusto que quienes decidimos respetar a nuestros hijos como seres humanos que son, seamos quienes tengamos que justificarnos... Es injusto y muy poco natural. No sé en qué momento nos deshumanizamos.
    Comparto, por supuesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido el sistema el que nos ha deshumanizado... y por fortuna nos estamos despertando y recuperando nuestra conexión con lo que es natural. Iniciativas como ésta son importantes, pero más aún nuestro ejemplo, y la semilla que vamos dejando en nuestros hijos y nuestro entorno cercano. Un abrazo enorme...

      Eliminar
  2. ¡Qué lindo Cata! Gracias por este post soberbio, que como Carol dice, convierte en natural y sencillo lo que otros consideran alarmante, preocupante o incluso contranatura. Cuanto camino nos queda por recorrer... Me quedo con esta frase tan bonita: "yO NO PUEDO APROBAR ESTOS MÉTODOS PORQUE SIMPLEMENTE VAN CONTRA MI NATURALEZA DE MADRE" ¿En qué momento nos desconectamos de esa naturaleza? Ojalá poco a poco logremos el cambio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vero... nosotras somos parte del cambio, y cada vez somos más... y lo estamos haciendo visible y ahí radica nuestra misión. El sistema debe cambiar, pero somos las personas y en particular los padres y las madres las que vamos tejiendo esa nueva sociedad más humana y más conectada.... un abrazo.

      Eliminar
  3. Yo no puedo estar más de acuerdo contigo :) Nosotros hacemos lo mismo. Tenemos sólo una niña y aún es pequeña, le gusta dormir en su propio espacio pero siempre le acompañamos para conciliar el sueño. Cuando quiere dormir con nosotros, es bienvenida.

    Saludos desde Budapest

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una pregunta mi segunda hija tiene 6 meses. Y mi cama está abierta para mis dos hijas.la mejor duerme conmigo pero se despierta mucho al principio ocupaba chupete y ahora sólo toma teta. Yo se que la solución es que se aprenda a dormir sin teta o sin chupete para que sólo me necesite que yo esté ahí para volver a dormir. A eso te refieres??? Podrías darme ejemplos de que cosas te funcionaron? Igual lloran pero uno está allí consola dos? Gracias!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este espacio; tus experiencias y puntos de vista son importantes para mi y mis lectores. ANIMATE A COMENTAR.

Si no tienes cuenta google u openID que te permite dar tu nombre real, hay un formulario que te permite poner tu nombre (no es necesario poner URL si no tienes). Evita el anonimato si quieres debatir.

Los comentarios que insulten, incluyan palabras soeces o sean publicitarios serán retirados. No alimento trolls.

Popular Posts

Sígueme en Facebook

Flickr Images

Suscríbete