¡Vaya Noche! pero con ayuda…

8
1
views


Si habrá algo que nos caracterice a las madres, es nuestra
capacidad de vigilia y atención cuando nuestros hijos están enfermos; por
encima de cualquier tipo de cansancio, agotamiento, estrés, preocupación e
incluso propia enfermedad, está nuestra capacidad de atención a nuestros
pequeños cuando mas nos necesitan (y ellos lo saben).

ElPeque (2009) ya se le veía algo molesto al final del día;
incluso mi instinto materno me vaticinó que algo no estaba bien y que
probablemente se estaba enfermando. Y es que entre nuestros múltiples
superpoderes, las madres también tenemos el don de predecir situaciones, cuando
a nuestros hijos se refiere, jeje!. 
Efectivamente, ElPeque al llegar a casa se comenzó a quejar de dolor de tripa. Mientras estábamos con nuestro ritual para dormir, tuvo un primer episodio de vómito, no mucho pero lo suficiente para darnos cuenta de que el niño no estaba bien. La noche transcurrió entre vómitos, y periodos de vigilia
total por parte de El Peque, que después de cada episodio quedaba como nuevo, y
listo para jugar. Así estuvimos toda la noche con ciclos de dos a tres horas.
Pero anoche fue una noche particular: PapáTambiénSabe estuvo
igualmente vigile y atento, de hecho hubo un intervalo entre las 2 y las 3 de
la madrugada en las que el antihistamínico que tomo a diario por mis alergias,
superó mi capacidad de control y literalmente me noqueo; por fortuna, Él si
estuvo atento, él se encargó de ElPeque durante este tiempo, y de algún modo
me “relevó” de mis funciones… ¡fue todo un trabajo de equipo!
PapaTambienSabe  suele
ser de los que se entrega profundamente a los brazos de Morfeo con tan solo
poner la cabeza sobre la almohada, así que como él mismo es consciente de ello,
anoche decidió quedarse despierto para dar una mano y ayudar con ElPeque. Se
lo debo agradecer, ya que la noche fue menos demoledora de lo que han sido
otras en iguales condiciones. Creo que el hablar tanto de la
corresponsabilidad, está haciendo que él también asuma otros roles que antes
dejaba de lleno en  mis manos.
Creo que como madres, 
a pesar de nuestros superpoderes, debemos dejarnos ayudar de nuestros
socios de vida, y debemos darles el espacio y la oportunidad de colaborar,
incluso en áreas que consideramos “nuestro territorio”.
ElPeque ya está mucho mejor, de hecho nos estamos
preparando para salir a “estrenar” la bici de “mequenos”, junto al El Mayor y a
PapáTambiénSabe. 

8 Comentarios

  1. Cata linda, me alegro de que El Peque ya esté mejor y de que cuentes con ese equipazo! Antes de predicar primero tenemos que practicar en nuestra propia casa con nosotros mismos, verdad? eres una campeona! Besostes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here