¿Será que no soy bloguera?

6
1
views

Hace varios días que no escribo por falta de tiempo;
tengo dos niños (que a días de hoy tienen 8 y 3 años) que demandan toda mi
atención, un chalet grande y sin ayuda, un compromiso con la sociedad, un proyecto personal, un gato (porque la
cobaya es de El Mayor) y un marido…. y realmente no me queda casi tiempo para el
blog. 
Sé que podría hacerlo en las noches cuando acuesto a los niños, pero a
esas horas ya no me quedan energías para sentarme al ordenador, además de que
es el breve momento para hablar y departir con mi marido. El año pasado lo intenté, y hasta hice una entrada al respecto
En estos momentos mis
niños están jugando solos, en la planta baja, juegan al fútbol,  y he
pensado que sería el momento de sentarme a escribir… pero no encuentro la
inspiración.
Me pongo a ver mi blog roll y veo que hay un montón de sorteos; otros
tantos premios circulando (muchos de los cuales ya me los han dado y no he
publicado ni recirculado, por falta de tiempo), y cientos de entradas por leer,
y me pregunto ¿cómo lo hacen? … claro, se organizan mejor que yo, sin lugar a
dudas, pero también me pregunto si será que todo eso del mundo blogueril a mi
no me va, o qué… 
No he hecho nunca un sorteo, ni para el primer año, ni por los 100
seguidores del blog, ni por los 300 del facebook, y mucho menos por los casi
1500 del twitter (cifra que bien ameritaría una gran celebración); tampoco es
que participe mucho en ellos, creo que me he inscrito a unos tres o cuatro
desde que estoy con este blog; no sé las razones… he apoyado la difusión
de muchos de ellos vía Twitter, algunos que me han parecido muy interesantes,
pero que a la hora de llenar todos los requisitos para participar, me quedo
siempre sin cumplirlos todos.
Con los premios que se suelen dar entre blogueros, me pasa algo similar;
me han dado muchos que en su momento he agradecido de corazón, pero que a la
hora de hacer la entrada para repartirlo, me quedo corta de tiempo; hice una página
en el blog para ponerlos y no la he actualizado (lo que no significa que no lo
vaya a hacer). Tampoco he diseñado mi propio premio, y les digo que éste
lo tengo hasta pensado en mi cabeza con campaña y todo, pero a la hora de
hacerlo, algo me frena y no sé que es.
Y luego están los concursos, en lo cual tuve la fortuna de
hacer “a la primera la vencida”. Nunca había participado en ninguno, y el mes
pasado conté con la suerte de pasar la fase eliminatoria (por votación popular)
y llegar a ser “coronada primera” por los premios del Club de las Madres
Felices de Suavinex (por veredicto de jueces).
No entiendo mucho de rankings ni me va la publicidad per sé. También
en esto me siento diferente al mundo blogueril… no digo que no hable de ninguna
marca, pero el hecho de que me lleguen mails pidiéndome que hable de algo que
ni consumo ni me interesa, tampoco me gusta. He hablado de algunas marcas, por
que las quiero recomendar, pero no porque me lo hayan pedido sus agencias (mira
que soy expublicista y ese tema lo conozco muy bien… 12 años de experiencia
laboral me lo avalan). Pero de lo que si hablo es de iniciativas sociales, de
eso si!! Me gusta y disfruto mucho haciéndolo…
Tampoco actualizo a diario mi blog, no solo porque no me
queda mucho tiempo de hacerlo, sino porque cuando me siento a escribir, quiero
que mis posts además de interesarle a la gente, tengan artículos relacionados o
links que puedan resultar útiles a las personas, entonces esto me implica que
no pueden ser inmediatos y que requieren de mayor preparación…
A veces me pregunto, si es que no soy bloguera como tal,
como las demás de la madresfera, o si es que simplemente soy, como en la vida real, una persona que tiene su modo particular de ver y afrontar la vida, un
poco a contracorriente (como mi amiga cuyo nick es ese: mamá contracorriente). 

6 Comentarios

  1. Ay, linda Cata, pues yo creo que no sólo eres bloguera sino que eres una buena bloguera! Entiendo los blogs como un espacio que cada uno cuida a su medida, como a sus cosas y seres queridos, con cariño y porque le sale. Los sorteos y premios forman parte de las relaciones y ayudan a tejer si los mueve el cariño principalmente. Sin embargo, los rankings ya son otra cosa y condicionan mucho más, al menos en mi opinión… tal vez tampoco sea yo una bloguera por definición entonces…
    Besos miles

  2. Yo creo que lo eres a tu manera, como todas. Cada una llegamos hasta donde podemos. Yo hace siglos qeu os leo pero no comento porque ya no me llega para tanto. Pero aquí seguimos. Besos y a seguir!!1

  3. Anda, anda. ¡Claro que eres bloguera! Tener un blog, esencialmente, es divertido. Es maravilloso poder compartir tus experiencias e ideas con otras personas afines, sea cuando sea: al día, a la semana, al mes… Publica cuando quieras (o puedas) que yo estoy ojo avizor para leerte 😀
    Lo peor es que una afición se convierta en un deber.

  4. Catalina: bloguera, madre, persona, esposa, amiga, eres tantas cosas, y todas ellas tan intensas que no sé ni como te da el día para todo. El blog es nuestro refugio, nuestro desahogo, una diversión, un lugar donde acudir para compartir, reir, disfrutar, pero en ningún caso una obligación.
    Disfruta del verano, de tu familia. Dedica tu tiempo a tus quehaceres, a tu vida, sin sentir remordimiento o pena por lo que te dejas por hacer. Y solo así, te darás cuenta que hay algo que quieres contar o compartir, aunque sea en un post de pocas líneas.
    Eres estupenda, y bien sabes que te queremos así: auténtica.
    Un beso amiga.

  5. El blog es algo que debes atender sólo cuando lo necesites, como deshagogo, como una forma de desconectar…si ahora no estas muy por la labor puede ser que necesites un parentesis, ya vendran tiempos mejores y nos volverás a sorprender con cada nueva entrada.

  6. ¿Recuerdas cuando nació tu primer hijo y que te sentías mal por estar tan cansada que no sabías si lo estaba haciendo bien?
    Un blog es otro más de la familia. Es normal que surjan las dudas. Lo rico es regresar y re-descubrirte.
    Los sorteos, los premios…tan sólo son una forma mas de divertirse, de generar expectativa y de volver a ser pequeños pues ¿a quién no nos gusta ganar aunque sea una sorpresa?

    Un beso fuerte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here