Estamos de mudanza!

16
9
views

Pero no del blog, sino real!. Este puente aprovecharemos para hacer nuestra mudanza a un nueva casita, aún mas lejos de la ciudad, con jardin grande y huerto… un sueño hecho realidad; aunque la verdad el mio sería en medio al campo, mas rural y con espacio suficiente para tener un pequeño establo… si al mejor estilo de “la casita de la pradera”.

Foto del blog visitacasa.com

Y es que a medida que van pasando los años, voy sintiendo la necesidad apremiante de cortar con muchos de los vicios que imprimen las grandes urbes.. de hecho ya desde hace algún tiempo, he ido desterrando de nuestro habitat muchas de las costumbres consumistas propias de las grandes ciudades, y nos hemos ido haciendo a un espacio mucho mas básico y sostenible. Esta mudanza hace parte de todo este proceso de desintoxicación y reformulación de objetivos familiares.

Somos una familia nómada por excelencia; yo por mi parte he tenido 20 mudanzas en mi vida, de las cuales 5 internacionales… si, lo sé, vida movida en exceso!. Para ElMayor (2004) con sólo 8 años, ésta será su quinta mudanza (el tiene a su haber 3 mudanzas internacionales), pero para ElPeque (2009) ésta será la primera… y por extraño que parezca, la casa en la que vivimos actualmente es la casa en la que más tiempo hemos vivido (hablo de como familia).

A ésta casa llegamos en abril del 2009, en medio de un embarazo muy agitado para mi, lleno de angustias y temores, y plagada de incertidumbres económicas y emocionales. Con 7 meses de embarazo, llegamos a una casa que no me decía nada a nivel energético, pero que era una buena oportunidad (casa grande, casi sin uso, cerca al cole, y a buen precio); llegamos a intentar conquistar el espacio con pequeñas reformas en carpintería (mi marido instaló boiserie en los cuartos de los niños)  diseño del járdin (yo con mi tripón, me dedique a deshierbar manualmente el jardín que estaba totalmente abandonado), pintamos las paredes… pero puedo decir que a pesar de todo ello, aún hoy 3 años y 7 meses después no lo he logrado hacer mio.

Es la única casa que ha conocido ElPeque,  acá ha vivido desde que nació, acá están las marcas de su crecimiento, acá aprendió a gatear, a caminar, en fin… y sin embargo, para mi no son mas que muros… y esto me deja una serie de sensaciones confusas y contrarias. Siento esa necesidad de dejar atrás las energías difusas que deambulan por acá, y de iniciar de nuevo… pero me da un poco de estupor estos sentimientos… y que por ellos no sea capaz de guiar a mi peque en el cambio, al fin y al cabo para él esta es SU casa. Por fortuna, en el barrio no hemos hecho grandes amistades, como para encima de todo tener que sumarle una carga emocional por no ver a sus amiguitos, y los pocos que tenemos, irán a vernos tan pronto y estemos instalados. El cole tampoco supondrá cambio, por fortuna siguen en el mismo colegio… así que tal vez por todo esto es que lo veo mas como cambio de espacio que mudanza en sí.

De las cosas que mas me gustan de las mudanzas, a parte de la renovación energética, es la limpieza que se hace… nosotros aprovechamos para regalar, y salir de muchas cosas que, aún sin darte cuenta, vas acumulando y que son perfectamente innecesarias… y aprovecharé para que los niños hagan lo mismo con sus cosas… creo que es una buena ocasión para que sigan aprendiendo y aplicando el concepto de desapego a lo material.

Con ElMayor hemos tenido rituales para las mudanzas, los cuales haré en mayor o menor medida con ElPeque:

– Días previos a la mudanza, les pediré que escojan un juguete que le recibirá en su nueva casa (éste juguete lo llevaré yo el día de recepción de las llaves)
– Antes de la mudanza, ellos mismos empacarán gran parte de sus juguetes. Luego pondrán una pegatina (el mayor ya no la necesitará, podrá marcar él mismo sus cajas) para que reconozcan sus cosas.
– El día de la mudanza, irán conmigo y las mascotas, en avanzada para recibir el camión. En casa encontrarán ese juguete que les estará esperando en cada una de sus nuevas habitaciones.
– Y luego, un par de días después, volveremos a la casa vieja a terminar de revisar que no se haya quedado nada… de ésta forma ellos entenderán el concepto de vacío y traslado.

Una mudanza con niños es una gran oportunidad para enseñar el desapego a lo material, conceptos de orden y espacio,  y pautas para conquistar nuevos espacios. Las mudanzas son renovación de energía y puertas a nuevas posibilidades. Espero realmente que después de todo lo que hemos vivido en los últimos meses, este cambio de vida nos traiga mejores energías, y que ese nuevo espacio si se convierta en el hogar que tanto anhelo…así sea por otros tres años.

16 Comentarios

    • Reina, todo lo que sea renovación es positivo, tanto interna como físicamente hablando.. por lo menos yo, que soy una convencida del poder de las energías, así lo veo y lo siento. Me alegra que mi experiencia te haya dado otra visión de la mudanza. Un abrazo

  1. Algun dia llegará esa mudanza,pero esperamos a que crezcan un poco mas las niñas….que la mudanza vaya bien y que seais muy felices en la nueva casa 🙂

  2. Los cambios en este sentido casi siempre son positivos, sobre todo si se hacen con ganas e ilusión. En cuanto a que ha sido la única casa que ha conocido el peque, yo no le daría más importancia Cata, porque todos esos momentos vividos no se van a quedar ahí, es algo que siempre acompañará a la familia vayan donde vayan. Espero que sean muy felices en esa nueva casita!!

    • Gracias Zule, es que el tema del Peque es lo único que me preocupa, de cómo lo vaya a tomar.. ya sabes que es un niño en extremo sensible…y espero estar haciendo las cosas de la mejor manera posible para respetarle su cambio. Un abrazo…

  3. Eres la única persona que conozco a la que le gustan las mudanza. Para mí fueron terroríficas. aunque si es verdad que haces muchísima limpieza. Espero que disfruteis al máximo de vuestra nueva casa. Esos rituales me parecen fantásticos y tomo nota por si nos toca otra mudanza.

    • Jejeje… será porque han sido parte de mi vida y mi historia; la verdad que cuando nos mudamos de Italia para España, me dio mucha pereza todo el tema, pero mas que por la mudanza, por otros temas de índole emocional; seguro que si te llega a tocar una mudanza, podrás ver el poder renovador que tienen. Un abrazo.

  4. Adoro las limpiezas anuales en las que me deshago de todo ese montón de trastos que realmente no hacen falta… me encantaría hacer una mudanza cada cierto tiempo… sólo que es inviable por que habría que comprar casas nuevas 😛

  5. Ánimo con la nueva mudanza. Seguro que seréis muy felices en la nueva casa.

    Por cierto, te he votado para los premios Madresfera 2012 en la categoría 6: Premio a la trayectoria. (elige el blog al que sigues siempre, y cuyo desarrollo te parece el mejor). Te deseo mucha suerte.

    Un abrazo. 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here