Estamos en el lugar correcto – la re-evolución

27
2
views

Estamos en el lugar correcto!

Foto cortesía de V-Day

La revolución, o mejor dicho la re-evolución se hace desde los hogares, sólo desde estos espacios protegidos, íntimos y maravillosos que cada una de nosotras estamos construyendo, se puede cambiar el mundo.

Somos las reinas de nuestros hogares, los pilares, las principales promotoras, las gestantes de espacios llenos de amor, apego, empatía y respeto desde los cuales damos cobijo a la generación del mañana. Esa generación que logrará un cambio en el modelo actual por un mundo mas sostenible, mas íntegro, en el cual los valores humanos estén por encima de los valores de las cosas…

Todas las mujeres que hoy en día han decidido formar un hogar, cualquier tipo de hogar, y que en él alberguen estos principios, se han unido a la revolución. Felicitaciones… somos unas revolucionarias!.

Porque es través del respeto en el que estamos luchando por educar a nuestros hijos, en el amor y la empatía, que esta nueva generación y las venideras, encontrarán la fortaleza para seguir generando grandes cambios.

Así que no hemos de sentirnos mal la próxima vez que alguien nos señale por haber decidido ser madres al 100%, madres trabajadoras, madres a tiempo completo, madres solteras o madres adoptivas o madres de acogida,  madres de teta o biberón, somos MADRES y en ello radica nuestro poder y nuestra fuerza!

Ayer más de un billón de personas nos manifestamos de alguna manera en contra de la violencia de género y a favor del respeto a la mujerque orgullo ser mujer, y que orgullo saber lo que valemos.. por eso, hay que seguir luchando desde nuestros hogares por sembrar las semillas para una sociedad en el respeto, la igualdad, la corresponsabilidad y la valoración de nuestros derechos de madres y mujeres.

Feliz Viernes… Re-evolucionarias!.  y revolucionarios… A todos los hombres que desde el respeto nos acompañan y apoyan en nuestra revolución. 

Este movimiento tiene origen en un post de Ramón Soler y Elena Maryorga – Mente Libre. “La nueva revolución, el cambio pacífico” 

Otros blogs adheridos:

Pilar Martínez – Re-evolución, una revolución maternal
Mireia Long – El viernes no se acaba el mundo
Elvis Canino – Revolución Maternal!!!!!
Alejandro Bustos – La única revolución posible
Leslie Power – La revolución del amor

27 Comentarios

  1. Qué subidón me ha dado leerte, qué verdades más grandes dices en este post. Somos las reinas del hoy y del mañana, porque nuestros hijos son el fruto de nuestra re-evolución.

    Bravo amiga!

  2. Las madres podemos hacer mucho, si.. si es que tenemos al futuro del mundo comiendo en nuestras manos! :)) a ver qué hacemos con ese poder. Pero que no se relajen los que no tienen hijos pensando que lo vamos a hacer todo nosotras.. porque el cambio empieza (y no puede ser de otra forma) en cada uno de nosotros y se expande a nuestro alrededor. Besos re-evolucionados!

    • Así es mi Caro hermosa, el cambio ya ha empezado en cada uno de nosotros, y nuestros hijos contagiarán a los hijos de quienes no se monten en esta re-evolución, y nosotras con nuestro poder contagiaremos a quienes no tienen hijos… esto es una marea! y que se tengan porque viene el tsunami.

  3. Cata preciosa, qué empuje tan maravilloso tienes! Muchas gracias por contagiarme con tu entusiasmo y hacer que mire a mi pequeña con la certeza de que algo está cambiando, porque es cierto!! Me emocionaste!!! Abrazos gigantes

    • Gracias Colo… en mucho te lo debo a ti, y a las chicas CRYA que me habéis dado tanto y enseñado tanto en los últimos tiempos. Ten la certeza de que estamos cambiando… mucho! basta verles y darnos cuenta de la diferencia que van marcando en su camino. Un beso enorme.

    • Gracias… no tengo la formación requerida, solo hablo desde el sentido común (que según dicen por ahí, es el menos común de los sentidos), pero bueno… gracias por comentar. En paralelo estoy viendo tu blog, y me ha gustado mucho. Con tu permiso me quedo por allá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here