Afrontar el cambio de colegio – De #vueltaalcole pero en uno nuevo

25
319
views

Nuevo cole… acá estamos afrontando el cambio de colegio y rutinas.

Son muchas las circunstancias que pueden ponerte ante un cambio de colegio: traslados, problemas u oportunidades económicas, problemas con el cole, desencanto,  en fin… como dicen por ahí, “Nunca te acostumbres demasiado a tu zona de confort porque en cualquier momento la vida te hace cambiar de rumbo”. 

Nosotros hemos tomado la decisión del cambio de colegio sobre todo por desencanto, porque ya no cumplía con las expectativas iniciales ni en cuanto a proyecto educativo ni como entorno seguro y placentero para nuestros hijos. Cuando tomamos la decisión, lo hicimos contando siempre con Elmayor(2004)… algunas veces no será fácil que puedan opinar, como en el caso de un traslado, pero en general creo que es muy positivo para afrontar el cambio, que nuestros hijos se sientan involucrados de alguna forma en el proceso.

ElMayor (2004) tuvo la oportunidad el curso pasado de estar todo un día en el que podría llegar a ser su nuevo colegio; al salir de esta prueba, fue él mismo quien afirmó que si le gustaría estudiar en el que, desde el pasado jueves, se ha convertido en su nuevo cole. El hecho de haber podido tener esta primera toma de contacto con el centro educativo, desde luego que ha influido mucho en la forma como ha asumido él mismo el cambio. 


Elpeque (2009) no tenía que hacer la prueba, sin embargo es día fue conmigo tanto a dejar como a recoger a su hermano mayor, y también me acompañó a hablar con la directora sobre las políticas del colegio en torno al bullying; así que pudo ver las instalaciones con anterioridad.

Por fortuna, el nuevo colegio durante el verano hace campamento urbano, así que les apuntamos las dos primeras semanas con el ánimo de que fueran habituándose tanto al entorno físico como a los profesores, y de pronto, si tenían suerte, incluso coincidir con los que serían sus nuevos compañeros.

El primer día de clase, Jueves 5 de septiembre les acompañamos tanto papá como mamá; fuimos primero los cuatro a buscar el aula de ElPeque; a los peques les reciben en su patio de juegos, que es un espacio exclusivo para el uso de niños de 3 y 4 años; una vez allí las profesoras les llevan a sus clases… pero claro al ser el primer día, nos permitieron acompañarles. Al dejarle en su clase, de inmediato afloraron las lágrimas… y mi corazón arrugado se preguntaba si este tampoco era el espacio para él. Luego de entrar con él a su clase, darle un fuerte abrazo, explicarle que Mamá vendría por él luego de la comida y el patio de la tarde, y decirle que si me necesitaba el cole me iba a llamar… se quedó un poco más tranquilo.. pero tan pronto y salí del aula, volvió a llorar… la asistenta lo tomo de la mano, y como no se calmaba yo entré de nuevo, le abracé y le dí su vaquita y le dije que se la iba a dejar y que si se sentía triste o solo que le diera un abrazo muy muy grande y pensara que esa era yo… O_O no se si hice bien o no, si caí en tópicos de traslado de apegos, pero lo que sí sé es que le funcionó y le sigue funcionado aún hoy…  Ese primer día (y todos los siguientes) a la hora de salir del Cole, sale entusiasmado, charlatan y animoso, y afirmando que “este cole le gusta más que el cole viejo”… así que a pesar de las lágrimas por la separación, él se siente feliz en el colegio, o al menos es lo que nos manifiesta. 

El primer día del Mayor luego de acompañarnos un rato con su hermano, fui yo sola con él a buscar su fila. Los mayores forman en el patio central del cole, donde son buscados por sus tutores; allí estábamos buscando a su “sonriente profesora” (que por cierto, además de sonriente y dulce es guapisima.. jejeje) y al encontarla, en la fila se topó con un niño con el que había estado el día de la prueba. Había también otra niña nueva, así que aprovechamos para presentarnos. Una cosa buena, es que el grupo de este año lo han mezclado, así que de algún modo ElMayor no se iba a sentir tan fuera de lugar… es mucho más difícil entrar en un grupo ya consolidado. Él se quedó en la fila, y yo tomé un poco de distancia, como para no agobiarle, finalmente eramos muy pocas las madres o padres allí parados. Al final del día, mientras yo le estaba preguntando a ElPeque sobre sus lágrimas y si había jugado con alguno de sus compañeros, ElMayor me interrumpió con tono hiperexitado… -Yo sí, Mami.. yo si jugué, y ya tengo muchos amigos!.

Es increíble la capacidad de resiliencia y adaptación de los niños; recuerdan las lágrimas del último día de cole? Pues al parecer mi niño las ha archivado en algún lugar de su memoria… seguro que también como un modo de protegerse y un modo de pasar página y seguir adelante con la historia de su vida. Desde luego tengo un poco de recelo con tanto entusiasmo, y no quisiera que él mismo se llevara una decepción, pero en términos generales le veo bien, tranquilo y entusiasmado con el nuevo sistema educativo, más relajado y mucho más seguro de si mismo; además el broche de oro de estos días de adaptación vino el martes, cuando por motu propio me suelta la siguiente frase:

“Mami, en este cole me siento más libre!”O_O al yo preguntarle a que se refería con eso de “libertad”, me dijo:
” Porque en el otro cole me sentía como gobernado por los malos, no podía estar tranquilo sino en la clase, y los patios eran un rollo” … vaya!

Ahí entendí que definitivamente la adaptación va viento en popa!

Por otra parte, el nuevo cole nos ha implicado cambiar muchas rutinas: la primera y más dura ha sido la levantada. Hemos tenido que anticipar media hora todo el proceso porque ahora el cole nos queda más lejos; los niños se han tenido que habituar a un recorrido en coche mucho más largo e incluso con más tráfico. A la llegada al cole tienen que caminar un par de bloques desde el parking hasta el cole, lo que me parece fenomenal porque llegan más espabilados a clase. Ahora tienen que llevar su merienda desde casa, lo que me encanta porque puedo tener más control sobre lo que comen (ambos tienen intolerancias alimentarias que con las meriendas eran un rollo), pero me implica más trabajo en las mañanas, pero claro eso les supone estar atentos a sus tappers y sus cosas. Salen una hora más temprano y por ende llegamos una hora más temprano a casa, así que las tardes tienen mucho mas tiempo para jugar.

Todos estos cambios de rutinas se los hemos presentado con actitud muy positiva, sacando lo mejor de ello y entusiasmándolos con todo. -Qué bien levantarnos antes, así podemos ver el amanecer!!! – Que guay el viaje en coche, podemos jugar y hablar un montón! – Que maravilla poder caminar, así nos hacemos más fuertes y mejor deportistas! – Menos mal podemos llevar nuestra merienda para comer lo que nos gusta y no nos hace daño! – Que delicia saber que podemos llegar a casa y aún tenemos mucho tiempo para jugar!… (esta es la que más les gusta..jejeje :P)

Gracias a quienes nos apoyaron y animaron a hacer este cambio; seguimos expectantes a ver como se desarrollan las cosas, pero al menos como se dice por ahí: un buen comienzo marca la andadura!. 

Y tus hijos… ¿cómo van con la vuelta al cole? ¿Alguno más ha cambiado de cole este año?

25 Comentarios

  1. Te preguntaba el otro día por twitter, pero no puedo estar más orgullosa de como ha efectuado los cambios ElMayor y los ha interiorizado tan bien. Me alegro un montón por todos, no sólo por él, sino también por la familia, porque cuando uno se siente mal, se contagia a todos, y cuando uno está bien, todo es mejor para todos.

    Felicidades!

    • Martika.. gracias por tu comentario. Le va a hacer mucha ilusión leer las palabras que le dedicas. Y no sé si soy yo o qué, pero percibo un algo en tus palabras. Espero que tu estés mejor y que las cosas de tu trabajo no afecten tu día a día, porque como bien dices, necesitamos estar bien para contagiar a todos!.
      Un besazo

    • Gracias Patricia! Yo soy una convencida de que la actitud es clave y que nuestros hijos asumen las cosas muy influenciados por nuestra actitud; al fin y al cabo somos su modelo (al menos mientras son pequeños)… por eso intentamos mostrarles el lado positivo de todo. ♥

  2. Hola, yo tambien cambie a la mayor de cole, pero para la peque fue su primer día en el cole, asi que a ella le ha caido de maravilla. De la mayor lo que puedo decir, que lo que he notado que extraña son a sus amiguitas. Le cuesta un poco socializar y hacer amistades, no la juntan y ella no se empeña en ser amistosa, aunque es muy cariñosa ya cuando se le conoce. Entonces en este nuevo cole, la adptacion fue sobre todo con sus nuevos compañerit@s. Ellas entraron al cole desde el 20 agosto y para esta semana me he sentido muy contenta de que la mayor me ha dicho que ya tiene una amiga. Bueno para ella será cuestión de tiempo. Y con la menor… ella es todo un caso, se ve que mueve en serio al salón, y no necesita de las amigas, ella hace su propio show y la siguen. La peque entro a 1o y la mayor a 2do. Nos ha gustado muchisimo el cole, y las niñas salen bastante contentas, hemos hecho una acertada desición. Un abrazo.

    • Pues me alegro mucho que tu niña mayor ya diga que tiene una amiga. … con lo reservada que me dices que es, seguro que ésta si va a ser La Amiga que le acompañará en su nuevo cole. Mucho ánimo y a disfrutar de la oportunidad que nos dan los cambios.
      Gracias por tu comentario y por compartir tu experiencia.

    • Perdoname pero yo he cambiado de cole a mi hija d 6 años, la verdad q ha sido un cambio muy brusco porque paso d estar con su abuela en educación infantil a estar con nosotros sus papis en un colegio nuevo, dond por motivos de trabajo entra a las 7 d la mañana y sale a las 5 d la tarde, al principio no vi problema alguno, lleva dos Meses d cole ya y ahora es cuando más problemas me da para levantada, llevarla al desayuno dl cole, me dice q no quiere ir entre lloros, que el cole es un rollo, la verdad que no sé qué hacer, si hablar con su profe x si no se hubiera adaptado aún del todo, pero estoy muy disgustada y no sé cómo actuar, porq verla llorar todas las mañanas me rompe el corazón, un saludo y gracias por atenderme

  3. Felicidades a todos, ya verás como en dos días ni se acuerda de que alguna vez fue a otro cole.
    En mi caso el cambio fue el año pasado de manera repentina y en contra de su voluntad, lloró amargamente, pidió, suplicó,…¿ahora? está encantada en el nuevo cole, el curso le fue genial, integrada en el cole como si llevase en él desde los 3 años y es feliz… y estamos hablando de una niña que tenía 14 años!!!!
    Animo para el nuevo curso
    Besinos

    • Wow. .. 14 años! Vaya ! Esto confirma mi hipótesis de que los niños tienen una mayor capacidad de resiliencia de la que creemos! Me sirve tu experiencia para compartir con mis hijos.
      Muchas gracias por compartir con nosotros.
      Un abrazo

  4. Hola! También cambiamos de colegio! Mi hijo tiene 8 años y el cambio en un principio fue difícil mas que para el, para mi! Me a servido mucho leer tu articulo y saber que hay otras mamas que han pasado por lo mismo! Reconocer esas fraces que el dice que sin duda te hacen saber lo bien que se adapta! Y sobretodo darte cuenta de que es una realidad que el colegio anterior ya quedo atrás y no va a volver a estar en el! Nosotros pensamos que todo cambio es para bien! Así que a darle que no hay otro camino! Saludos desde Mexico!

  5. Hola! Mi hijo ha cambiado de colegio varias veces, unas veces por asuntos personales, como cuando nos divorciamos su padre y yo, ahora nos hemos trasladado a Houston, antes vivíamos en España. Al principio mi hijo estaba preocupado porque pensaba que aqui no tendría amigos, porque estaban todos en España, sus primos también, aqui estamos su abuelo, quien a veces vive en Dubai por asuntos de trabajo y yo, su madre. Hace unos años nos tuvimos que mudar de Madrid a Inglaterra, tampoco quería marcharse porque sus amigos estaban en el colegio. Pero mi hijo hoy, en su Nuevo colegio, en una ciudad diferente y unas costumbres muy distintas a las nuestras, se ha dado cuenta de que ha tenido mucha suerte por haber podido viajar tanto y conocer a tanta gente Buena y que nos quiere (como él dice), que no son familia. Aqui tiene ya muchos amigos, se ha adaptado muy bien. En España mi hijo, vivía los últimos dos años en una zona rodeado de familia, primos, tios etc Se sentía fuera de lugar, los grupos en el colegio ya estaban hechos y le costó mucho que le aceptasen, estaba triste y su autoestima estaba por los suelos, aunque finalmente se integró bien. Mi hijo estaba perdiendo su personalidad, siempre había sido muy feliz y no estaba siendolo en este lugar, los que peor le trataban "bullying", eran los niños de su propia familia además de algunos del colegio. Sin embargo aqui en Houston, la mentalidad es muy diferente, puede ser él mismo y está muy contento de tener muchos amigos y los profesores son muy atentos y amables con él. Aqui es libre, feliz y dice que este lugar es mejor que España, tiene muchas posibilidades de hacer todo lo que le gusta, sin que nadie le critique y además dice que le gusta que yo le lleve a recorrer juntos el mundo y otras culturas. Mi hijo es capaz de ver las cosas positivas de la vida, a pesar de las circunstancias y los cambios, a pesar de vivir solo con su madre, su hogar y su estabilidad es donde estemos, juntos los dos…Lucy

  6. Como estan, les escribo desde Colombia. Tengo 42 años y soy Madre de un Joven Varon de 8 años. Es un ser maravilloso, muy inteligente, siempre obtiene los mejores promedios de notas en su clase, es muy juicioso, respestuoso, con valores muy infundados, sus creencias catolicas y su fe en Dios las profesa a diario, jamas a tenido un problema de inidsciplina en su colegio. Despues del preescolar ingreso a un colegio "mediano" colegio de ciudad, edificio, sin zonas verdes, lleva alli 4 años, siempre ha tenido sificultades con la socializacion con otros niños, pero este año se ha agudizado, no tiene ni un amigo, lo rechzazan, no lo aceptan en sus grupos, El decide jugar solo y esto causa la burla de los demas…aunque El no se queja y lo acepta, sentimos como Padres que El no esta bien… hemos probado todo lo que psicologos han dicho, llevarlos a grupos de la iglesia, practicar un deporte en equipo, etc.. invitar niños a casa, pero siempre termina jugando solo.
    EStamos evaluando un cambio de colegio, a un lugar mas amplio, con jardines, pensamos que esto le serviria, pero tambien pensamos en que va a llegar a un lugar donde los grupos ya estan conformados hace varios años…sera favorable el cambio para El?

    • Hola Lucía, somos compatriotas…
      Te cuento que mi experiencia con mis hijos ha sido positiva. Los cambios de colegio les permiten a los niños de alguna forma "reinventarse" y "quitarse de encima" todas esas "etiquetas" que los demás les han puesto,y que han terminado por calar en el comportamiento y en la personalidad de los niños.
      Yo como madre que ha pasado por algo similar, te puedo decir que en nuestro caso hemos tomado una buena decisión: un año después te puedo asegurar que mis dos hijos están mas contentos, se sienten más seguros y han sumado amigos en vez de perderlos… pero al principio para ellos fue duro, sobre todo para ElMayor… las dos primeras semanas estuvo muy callado, pero el colegio,las profesoras y los compañeros el sirvieron de gran ayuda en su inserción, eso sí, porque el colegio que escogimos tiene entre su política la inclusión…
      Si quieres hablar conmigo, puedes escribirme a mamatambiensabe@gmail.com sé como te sientes, y lo difícil que es para nosotros como padres asumir estas decisiones.
      Recibe un fuerte abrazo de mi parte… virtual y de apoyo

  7. Nosotros hemos cambiado de casa y de cole este curso y ademas ha crecido la familia con la llegada de las gemelas. La mudanza ha sido en verano asi que a los niños (8 y 9 años) les ha dado tiempo a hacer amigos que luego resultaron compañeros de clase asi que la adaptacion ha ido sobre ruedas.

  8. Hola Catalina
    Soy una madre DESESPERADA de un niño de 11 años, único hijo. Estuve separada del padre desde que tenía 3 años hasta hace un año que decidimos retomar nuevamente la relación. Él desde inicial (kinder) las maestras indicaban que era distraído y que no obedecía a indicaciones (x la separación creí que era el motivo), cuando ingresó a la primaria en un colegio religioso las profesoras me llamaban en varias oportunidades por lo que decidí en tres oportunidades llevarlo al psicólogo (él está cansado de ir a éstos lugares se aburre en las entrevista y no es sincero en sus respuestas), ahora con la tecnología se creó un face hace medio año yo ingreso y leo sus conversaciones: que me han dejado anonadada….y rectifico que mi niño tiene muy baja autoestima, no tiene confianza en si mismo y se siento menos que todos.. incluso indica estar enamorado pero que la niña no lo acepta porque es la peor opción del aula… estoy deseperada… quiero cambiarlo de colegio hace 2 años pero él me dice que no..rogándome.. que no lo haga…le dejé con su gusto pero le dije que para la secundaria si lo haría sí o sí. Éste año termina la primaria y le digo que en los próximos día se presentará a postular en dos colegios pero él me dice que lo hará todo mal para no ingresar. NO SÉ QUE HACERRR… MI NIÑO ME DICE QUE NO QUIERE QUE LO CAMBIEN DE COLEGIO… pero veo que en donde está no lo puedo dejar.. está mal.. Y yo y su padre no sabemos que hacer… Ayúdenos por favor. Gracias…

    • Beatriz

      Que situación tan compleja, realmente lo siento mucho; yo puedo hablarte solo desde mi experiencia como madre, es probable que sienta miedo de lo desconocido y sobre este tema podrías centrarte con él… tal vez si consigues que hable con niños más mayores que hayan superado un cambio de colegio pueda entender que se trata además de una oportunidad para "empezar de nuevo" y "mostrar al mundo lo mucho que vale". Si quieres escribirme a info arroba mamatambiensabe punto com te puedo poner en contacto con una muy buena psicóloga que puede orientarte mejor en estos casos.

      La paciencia, y el buscar un ambiente propicio para que hable sin juzgarlo, solo dándole espacio para que diga lo que piensa y siente, (así sea contrario a vuestro parecer) como primera instancia, sería un gran paso adelante.

      Mucho ánimo… esto de ser padres y madres no es nada fácil, pero el amor nos lleva a aprender de todo para ayudarles. Un abrazo

  9. Mi hija este año ha cambiado d cole, tiene 6 años y su cambio ha sido un poco brusco porque siempre ha estado con su abuela, dormía hasta con ella x motivos laborales, este año mi marido y yo decidimos cambiarla para q estuviera con nosotros y facilitar el trabajo, es decir poder compaginar todo, al principio muy bien, lleva dos Meses en su nuevo cole pero llevamos dos semanas o más q se niega a ir, antes desayunaba en casa y comía en casa, ahora la tengo q dejar a las 7 d la mañana y la recojo a las 5 d la tarde, por la mañana no quiere ir, dice q no la gusta el cole, se pone a llorar y se pasa todo el camino suplicando q no la lleve, q el cole es un rollo y no la gusta, yo no sé q hacer, si hablar con la seño o dejar pasar más tiempo y ver q ocurre, quizás sea una mala racha o esq ha sido mucho cambio d golpe y no lo asimila aún, necesito un consejo muchas gracias y saludos a todas las mamás

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here