Éste año, ¡nada nos para!

5
1
views

No les voy a hablar de mis propósitos para este año, porque la verdad la vida me ha dado tantas lecciones sobre la planificación a raja tabla y poco flexible, que mejor lo dejo en cuales serían mis intenciones para el nuevo año… pero tampoco lo voy a hacer como lista, no, éste año no.

Lo que si tengo claro, clarísimo para este 2016 es que no voy a dejar que nada ni nadie me pare. No estoy dispuesta a darle el poder a ninguna otra situación (toco madre y hierro) ni a ninguna persona de frenar mi entusiasmo y mi energía… estoy dispuesta a comerme el mundo, a luchar por mis hijos y mi familia y por sacar adelante mis proyectos.

Los dos últimos años han sido duros, durísimos y tengo que recuperar el tiempo perdido. Dese ese 1 de enero del 2014 en el que el microictus cambió mi vida, las cosas se tornaron difíciles, lo admito. Fueron dos años lo que me costó poder decir que estoy totalmente recuperada, y tengo que agradecerle a la vida que así haya sido. Pero ya basta… atrás quedaron los achaques de salud, incluso con mi “impasse” del pequeño tumor en el seno, que simbolizó de alguna forma la extracción de “un mal” que no me dejaba avanzar. También el duelo por la partida de la que fuera como mi madre (mi abuela) está en una etapa que me permite tomar respiraciones muy profundas que me dan alientos… mejor dicho… que con cada bocanada de aire que respiro, siento que me estoy llenando de una energía suprema, no como para salir corriendo a una maratón, pero casi que si!  jejeje

El cambio de casa también me está ayudando bastante; una casa más cerca de la ciudad, con un despacho para mi (con puerta y todo), con una nueva energía; espacios más contenidos y prácticos que facilitan la corresponsabilidad! Mejor dicho, con todas las cartas sobre la mesa, para dar inicio con el pie derecho a este nuevo año.

Estoy abierta a todas las posibilidades, con optimismo y energía, dispuesta a trabajar duro, durísimo sin perder de vista lo importante y sin dejarme la piel por lo que no lo es. Priorizando y haciendo un poco de lo que mi amiga Mónica ha definido como SlowBusiness y Artesanía Empresarial. Porque todo está en nosotras mismas, en la actitud, en las ganas que le pongamos a las cosas, y desde luego en no dejarnos montar en el falso mito de la superwoman ni la supermama (me mantengo en lo dicho hace mas de dos años)... practicando un poco de mindfulness y menos multitasking, pero eso si, luchando por nuestros sueños… ¿Te unes? 

5 Comentarios

  1. Me encanta leerte así de positiva!
    Yo ahora estoy en pause, disfrutando aún de las vacaciones y sin pensar en nada más… Pero a partir del lunes mis propósitos son cuidarme más, organizarme mejor y contagiarme un poco de tu espíritu, desde luego!!!
    Un abrazo!!! Muacks

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here