Lo que nos ha dado Internet

0
53
views
amigas de crianza

Escribo este post, justo el Día de Internet (no de la Internet segura, no, esa celebración fue en febrero) como llamado a la reflexión sobre cómo ha cambiado nuestra vidas, este maravilloso invento del SIGLO PASADO… si, del siglo pasado.

Muchas personas afirman que no se ha inventado nada nuevo desde la revolución industrial, algunos otros creen que Internet no es el gran descubrimiento, y otros como yo, pensamos que Internet no es más que un nuevo modo de comunicar y organizar la información.

Simplista me dirás… podrás decir qué como digo eso, porque probablemente seas de esa gran mayoría de personas con la creencia de que Internet ha sido el mejor descubrimiento del hombre en todas las eras, y  no soy quien para decirte lo contrario, pero si te diría que lo que ha aportado, si ha cambiado mi vida y la de mi familia.

internet sin fronteras

Internet, nos ha permitido estar más cerca de los que amamos

Como familia expatriada, nos hemos beneficiado de forma incalculable de las facilidades de comunicación que nos ha traído Internet. Hace 17 años que nos expatriamos, y ya en ese entonces las primeras aplicaciones de comunicación desarrolladas gracias a Internet adicionales al “correo electrónico” que reducía “considerablemente” los tiempos de entrega …

Anécdota:  recuerdo cuando mi padre si vino a vivir a España en 1979: las llamadas eran carísimas y las cartas por correo se tardaban hasta dos meses dependiendo de la época del año –

Nosotros pasamos de tener comunicación por chat, con ICQ o MySpace  a tener comunicación en tiempo real y con imagen gracias a Skype y luego a FaceTime. Mis hijos han crecido lejos de sus abuelos, pero han podido disfrutar de cada fiesta familiar, de cada cumpleaños y de tantas otras actividades que ocurren al “otro lado del charco”.

La única pega, ha sido el tema de los horarios, pero de resto, ha sido gracias a Internet y todas las aplicaciones de comunicación desarrolladas y mejoradas, que hemos podido mantener un contacto permanente con la familia.

amigas de crianza

Internet, ha sido mi aliada en la crianza

También por la misma circunstancia de lejanía con la familia, Internet ha sido mi gran amiga y consejera, mi gran fuente de sabiduría milenaria en cuanto a crianza y cuidados de mis hijos.

Ha sido gracias a la gran “biblioteca de información” que nos proporciona Internet (una vez más, otra aplicación de información y comunicación) que he encontrado respuestas a mis dudas, información que me ha inspirado a seguir un modelo de crianza que rompiera con lo establecido y con lo que yo había vivido en mi infancia, pero sobre todo lo más importante:

Gracias a Internet he construido redes de apoyo, he encontrado una tribu en la que me he apoyado durante los momentos más difíciles de la crianza de mis hijos… gracias a la cual, no he sentido la soledad que acompaña a la nueva maternidad.

Internet me ha permitido reinventarme profesionalmente

Gracias a todo lo que se desarrolla alrededor de Internet, y gracias a todas esas nuevas “profesiones” y oficios que la transformación digital nos ha puesto en las manos, yo en mi caso particular, he podido reciclarme profesionalmente y reinventarme.

“Cambia y adáptate o morirás” es una de las premisas de la evolución humana, y en mi caso, gracias a Internet, lo he podido hacer. He pasado de ser una publicista y profesional del Marketing, a ser una bloguera con algún punto de influencia, y a especializarme en una parte del nuevo marketing, ese que llamamos “Marketing Digital”.

Aún recuerdo cuando hablábamos de BTL (comunicación Below the line, esa que se hacía fuera de los medios convencionales, como por ejemplo la que se hace en los puntos de ventas, o las acciones a pie de calle y en las paradas de autobuses… ) o cuando pasamos a distinguir el “offline” del “online”…

niño leyendo mama trabajando

Internet me ha permitido conciliar mejor

Si, indudablemente, y no sólo porque durante más de 6 años me permitió desarrollar una actividad profesional desde casa, permitiéndome ocuparme en primera persona de la crianza y cuidado de mis dos hijos, sino que además ahora que trabajo por cuenta ajena, me permite hacer muchas cosas, sin necesidad de estar presente (o ausente).

El correo electrónico, los chats de guasap, el mismo skype, me permiten, por ejemplo ahora que tengo a mi hijo ElMayor lesionado en casa (inmovilizado por una lesión de rodilla) estar trabajando en remoto desde casa, eso que llamamos coloquialmente “Teletrabajo”.

Aquí lo único es no caer el trampa del “trabajo desde casa” sin límites ni horarios, porque entonces, en lugar de ser un facilitador de la conciliación, Internet, podría convertirse en el intruso que no te deja tiempo libre.

Internet me ha hecho valorar mejor mi tiempo

Si bien es cierto que Internet nos ayuda a ahorra tiempo, simplificando un montón de acciones y actividades, que van desde hacer la compra a organizar tu agenda, también se puede convertir en un gran “Ladrón de Tiempo”.

Gracias a Internet he descubierto la gran capacidad que tenemos las personas, y yo misma en particular, para evitar priorizar, para dilapidar el tiempo, para utilizar “pantallas” para evadirnos de realidades… en fin, la gran capacidad que tenemos para evitar vivir en el hoy y el ahora.

Ha sido gracias a Internet, y la cantidad de tiempo que he invertido (y perdido en ocasiones) en él que empecé a valorar más, eso que llamamos tiempo de calidad.

Empecé a valorar más esos pequeños detalles y momentos del día a día, a valorar una flor, la lluvia, el aire fresco, los gritos de niños en el parque, los sonidos de la naturaleza y de la ciudad… en fin, a valorar los momentos presentes, ese hoy y ahora, ese contacto físico, esa caricia, ese abrazo… eso que hace que la vida sea eso que vivimos hoy y ahora. 

Gracias INTERNET, que tengas un feliz día…

 

 

Fotos de RODRIGO MTORRES,  Melissa Askew y Rawpixel on Unsplash
Artículo anteriorNuestra selección de Juguetes Estrella a partir de 6 años
Soy Catalina, madre, publicista y ciudadana del mundo. La maternidad no sólo me cambio la forma de ver la vida, sino que me abrió el camino para el cambio continuo. Cada día aprendo algo nuevo, y eso me hace sentirme viva.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here